El detalle maligno de WebClient

Que el diablo está en los detalles es algo que, tarde o temprano, terminas aprendiendo por las buenas o por las malas. Por suerte esta vez traigo un caso de los primeros, donde, tirando un poco del hilo, pude llegar a buen puerto sin arrancarme un solo pelo de desesperación. Os pongo en situación: un día cualquiera resulta que tienes a un grupo de usuarios que pueden seguir operando sin problemas cierto software que se conecta a un servicio online a través de una API REST, y otro grupo de usuarios que, utilizando la misma versión del software, no pueden tan siquiera autenticarse.

Piensas que, a lo mejor, ha cambiado algún endpoint en la API por el motivo que sea para este grupo (son usuarios nuevos, el servicio les ha dado una dirección diferente para introducir en la configuración…), y que a ello se deben los problemas de conexión. Extraño, pero entra en el abanico de posibilidades. Así que, antes de dar vueltas como un loco, intentas reproducir el problema. Te creas una cuenta de pruebas, enchufas el depurador, y a ver qué sucede.

Sigue leyendo

Cerrando la semana (V)

Sergio, la semana pasada no hubo post ni el sábado ni el domingo. Ya lo sé. En serio. Lo sé. Pero es que prometes algo y luego no cumples, como seas igual para todo… Que sí, que lo sé. Pero es que me estaba agobiando un poco. Me estaba bloqueando. Y cuando me bloqueo lo empiezo a ver todo negro y a perder el norte. A nublar el objetivo. Así que, para despejarme y recuperar la perspectiva, puse doscientos kilómetros de distancia de por medio y me fui a ver a mis amigos madrileños en una visita relámpago de fin de semana.

Me encanta esa ciudad. Si necesitas algo, siempre hay una tienda abierta preparada para abastecerte. Salgas a la hora a la que salgas a la calle, hay gente. Hay vida. ¿Quieres un ambiente de fiesta rock? Lo tienes. ¿Pop? Lo tienes. ¿Restaurante hindú? ¿Japonés? ¿Americano? ¿Mexicano? ¿Vegano? A menos de veinte minutos. ¿Un museo? Dos paradas de metro. ¿El Bernabéu? Te bajas después de Nuevos Ministerios. ¿Paseo en barca por el Parque del Retiro? Esta misma tarde. Para mí, acostumbrado a las estrechas y vacías calles de Valladolid, eso es una maravilla. La gente va a lo suyo. No a lo tuyo.

Sin embargo, Madrid también me agobia. Metro abarrotado la mayor parte del día. Esquivar gente en Sol. Coches y coches, y cuando pasan, todavía más coches. Cuarenta minutos -con suerte- para llegar cada mañana al trabajo. Lo mismo por la tarde para llegar a casa. Creo que, si algún día termino en esa ciudad -que no me importará, aunque si me escuchas hablar alguna vez pueda parecer lo contrario-, necesitaré bastante tiempo para acostumbrarme al ritmo al que vibra. Y, si lo consigo, probablemente siga echando de menos tener el trabajo a diez minutos en coche, mi bar favorito debajo de casa, y estar en plena nada andando solo quince minutos en dirección al canal. Madrid está bien, pero no es mi meca. Y no pasa absolutamente nada por ello. Cada persona es un mundo, que se suele decir.

Sigue leyendo

Bloqueando la publicidad directamente en el fichero de hosts

Estoy harto de la publicidad en las webs. Últimamente el tema, de candente actualidad, ha alcanzado cotas completamente estúpidas. Parece ser que los webmasters se han percatado de que en España una de cada cuatro personas ya utiliza algún tipo de bloqueador de anuncios, así que se han propuesto apretar todavía más a las tres restantes, para compensar. E ir por páginas webs que te piden expresamente que no bloquees sus anuncios, pues dependen de ellos para pagar salarios -como El Diario- sin bloqueador de publicidad es directamente un suicidio. ¿Cómo es posible que una página web cuyo principal activo es que el visitante pueda leer el contenido no tenga reparos en poner fondos de amarillo brillante para promocionar un whisky? ¿Es de recibo que el artículo se desplace varios párrafos arriba y abajo mientras lees porque un vídeo aparece de la nada justo en el centro? ¿Está bien que alguien te obligue a ver publicidad antes de ponerte un vídeo de YouTube que ni tan siquiera es de un canal que le pertenezca? ¿Es lógico que al entrar a una web haya que hacer un scroll completo antes de poder empezar a leer porque toda la cabecera son anuncios? (y sí, estas cuatro cosas las hace eldiario.es).

publicidad-el-diario

Ilustración 1, navegando por eldiario.es

Yo digo, no más. Y, cansado de opciones malrolleras como AdBlock Plus y similares, he andado el camino termonuclear. He bloqueado la publicidad a nivel de fichero de hosts. ¿Qué significa esto exactamente?

Sigue leyendo