El detalle maligno de WebClient

Que el diablo está en los detalles es algo que, tarde o temprano, terminas aprendiendo por las buenas o por las malas. Por suerte esta vez traigo un caso de los primeros, donde, tirando un poco del hilo, pude llegar a buen puerto sin arrancarme un solo pelo de desesperación. Os pongo en situación: un día cualquiera resulta que tienes a un grupo de usuarios que pueden seguir operando sin problemas cierto software que se conecta a un servicio online a través de una API REST, y otro grupo de usuarios que, utilizando la misma versión del software, no pueden tan siquiera autenticarse.

Piensas que, a lo mejor, ha cambiado algún endpoint en la API por el motivo que sea para este grupo (son usuarios nuevos, el servicio les ha dado una dirección diferente para introducir en la configuración…), y que a ello se deben los problemas de conexión. Extraño, pero entra en el abanico de posibilidades. Así que, antes de dar vueltas como un loco, intentas reproducir el problema. Te creas una cuenta de pruebas, enchufas el depurador, y a ver qué sucede.

Sigue leyendo

Jugando con el Big Red Button

Durante los últimos meses ha estado rondando por la oficina un Big Red Button, un producto que vende DreamCheeky. Un botón USB con una caja protectora que recuerda mucho a los que se pueden ver en las películas de acción. El jefe –normalmente alguna especie de General en el Gobierno estadounidense- sopesa todas sus opciones mientras se seca el sudor de la frente, y, viéndose encerrado, le dice a su subordinado en un tono ceremonial “Está bien, hazlo”. Este, entonces, después de intentar tragar saliva, levanta lentamente la tapa del botón, lo pulsa, y cierra la tapa de nuevo, con la sensación de que el último puente ha sido quemado con ese sencillo acto. De que la opinión pública no les perdonará sus crímenes, pero ellos sabían que no quedaba otra solución.

big-red-button

Ilustración 1, Big Red Button

El caso es que cuando tienes a mano un botón con un aspecto tan peligroso, lo programas para que haga cosas peligrosas. Bueno, todo lo peligrosas que se pueden hacer sin romper nada. Nada importante, al menos.

Sigue leyendo

Impresiones generales sobre la #dotNetSpain2016

Generalmente soy el tipo de persona a la que le gusta dar su opinión sobre las cosas en el calor del momento. Sin embargo, últimamente estoy intentando encontrar la virtud en el punto medio. Es decir, prefiero reposar mis pensamientos durante unos cuantos días, o quedarme callado unos minutos meditando lo que voy a decir, que seguir a mi instinto visceral y comenzar una frase sin saber ni por dónde va a ir ni cómo va a terminar el discurso.

satya-nadella-codice-software

Ilustración 1, Satya Nadella, CEO de Microsoft, hablando en el escenario principal de la #dotNetSpain2016

Si hubiese escrito este post nada más llegar a casa el pasado 24 de febrero, lo podría haber finiquitado en unas pocas líneas. Estuvo genial, me lo pasé estupendamente, y quiero repetir. Sin embargo, sería injusto por mi parte resumir en eso las más de ocho horas de conferencias y conversaciones que se dieron lugar en los cines Kinépolis de la Ciudad de la Imagen, así que he decidido buscar el punto medio e indagar, ya con los recuerdos en reposo y los nervios calmados, qué me aportó realmente el día en español para los desarrolladores de puntoNet.

Sigue leyendo