Jugando con el Big Red Button

Durante los últimos meses ha estado rondando por la oficina un Big Red Button, un producto que vende DreamCheeky. Un botón USB con una caja protectora que recuerda mucho a los que se pueden ver en las películas de acción. El jefe –normalmente alguna especie de General en el Gobierno estadounidense- sopesa todas sus opciones mientras se seca el sudor de la frente, y, viéndose encerrado, le dice a su subordinado en un tono ceremonial “Está bien, hazlo”. Este, entonces, después de intentar tragar saliva, levanta lentamente la tapa del botón, lo pulsa, y cierra la tapa de nuevo, con la sensación de que el último puente ha sido quemado con ese sencillo acto. De que la opinión pública no les perdonará sus crímenes, pero ellos sabían que no quedaba otra solución.

big-red-button

Ilustración 1, Big Red Button

El caso es que cuando tienes a mano un botón con un aspecto tan peligroso, lo programas para que haga cosas peligrosas. Bueno, todo lo peligrosas que se pueden hacer sin romper nada. Nada importante, al menos.

Sigue leyendo

Cerrando la semana (I)

¡Pero Sergio, esto qué es! ¡A nadie le interesan los posts que tratan únicamente de enlazar a contenido de terceros! ¡Has tomado el camino fácil y ahora pagarás las consecuencias! Si las consecuencias es perder lectores, estos no pueden bajar del cero. Así que, por ese lado, no hay problema alguno.

Sí, lo sé. Yo mismo no era fan de este tipo de entradas. Normalmente los enlaces que se acumulan en los posts recopilatorios terminan siendo una forma, para según qué medios, de mover su propio contenido. De darle una segunda ronda de visitas a los posts menos populares, con el único y vil fin de imprimir más publicidad en tu pantalla y sacar más rendimiento a las palabras más mediocres.

He pensado, sin embargo, que juntarnos el domingo para compartir una lista de lecturas (y otro tipo de enlaces interesantes, como programas o vídeos) puede ser una buena manera de cerrar la semana. No decir únicamente qué es lo que contiene el enlace, sino mi opinión, si se tercia -como decimos en España-, sobre el mismo, y compartir brevemente qué me ha traído la semana y qué espero de la siguiente. Mi objetivo, en último término, es intercalar los posts. Contenido elaborado, popurrí de enlaces. Quizá dos veces seguidas de lo primero, pero nunca dos veces seguidas de lo segundo.

Sigue leyendo

Instalar módulos de Node.js en servidores offline

Tras haber dormido pocas horas, nada más despertarme he pensado ¿por qué estoy de tan mal humor? Entonces he recordado lo que tuve que hacer ayer por la noche para instalar por npm el módulo forever en un servidor web sin acceso a los repositorios y me acordé. Y como buscando por los issuesStackOverflowses del planeta parece ser que no soy el único que se ha encontrado este problema, dejo aquí escrita esta handy-dandy-guide dirigida a todos los que la presente vieren y entendieren.

npm

Partimos de la base de que parece un poco tonto querer usar node.js en un servidor que no tiene acceso a prácticamente nada. En realidad no, el servidor es una máquina virtual que nos ha proporcionado la Escuela para la realización de la práctica y el único acceso al exterior que tiene es a un mirror de la propia Escuela de los repositorios oficiales de Ubuntu. Por lo demás, el cortafuegos tras el que está  no le deja ni resolver la IP de google.es. ¿Puertos disponibles? El 22 y el 80 (que son redirigidos a otros del servidor de acceso, pero eso ya nos es indiferente). ¿La tarea? Instalar el módulo de node.js forever. Sigue leyendo