Twitter, Material Design, buzzwords y medios hexpertos

Dos de las buzzwords de los últimos meses que más me están cansando son Material Design. En cuanto una aplicación introduce algún elemento de la última versión de la librería de compatibilidad de Google, como las CardView (no tenemos el Floating Action Button because f*ck you, that’s why) todos los medios hexpertos (y lo pongo así, con hache) en Android sienten el impulso de llenar un par de titulares con “Fulanito se actualiza a Material Design” o “¡Descarga ya la nueva versión de Fulanito con Material Design!“.

material_design_metrics

Los problemas son:

  1. La aplicación normalmente no introduce Material Design (por completo).
  2. Los medios no saben qué es Material Design y además usan la buzzword simplemente para ganar visitas (la ironía del titular de este post).

Bien, una guía de estilo no suele ser más que eso. Una guía de recomendaciones, los do y don’t del diseño que tu aplicación debería seguir para tener un comportamiento y apariencias homogéneos con otras aplicaciones y con el resto del sistema. Y si bien te las puedes saltar para mejorarlas, tienes más posibilidades de empeorar el resultado, así que la guía de estilo no es una “garantía de éxito”, sino más bien los mínimos a cumplir para evitar el fallo estrepitoso.

Material Design cubre un amplio abanico de las características visuales y de comportamiento de una aplicación. Por ejemplo:

  • Paleta de colores. Tanto los principales como los secundarios y los que sirven para acentuar cosas.
  • Métricas. Tanto de separación con respecto al borde de los elementos de una lista, como de los iconos, como de los botones de acción.
  • Botones. Tanto los que sirven para acciones constructivas, acciones destructivas, acciones principales y acciones secundarias.
  • Tipografía. Y tipografía y métricas (separación entre líneas etc.).
  • Estructura del layout. ActionBar, NavigationDrawer, espacios en blanco…
  • Patrones habituales. Mensajes de error, gestos, formato de las fechas, técnicas de scroll, ajustes, swipe to refresh, carga de imágenes y placeholders…

Y cada vez que un medio anuncia que una app se actualiza a Material Design me resulta muy complicado no fruncir el ceño y pensar en una palabrota. El ejemplo más flagrante que se me viene a la memoria ahora mismo es la aplicación oficial de Twitter. Esta realmente llevaba mucho tiempo sin cambiar de manera significativa, más allá de funcionalidades como los gifs. Una ActionBar, tres columnas navegables con ViewPagerIndicator y en la parte inferior un compositor de tweets que se ocultaba y se mostraba según hiciésemos scroll. Easy. Su primera aproximación a Material Design fue cambiar la medida de la ActionBar, de los 48dp (medida independiente de la densidad de pixeles) de Android 4.0+ a los 56dp de Android 5.0+. Bueno, vale, se acepta.

Pero lo que clama al cielo es la última actualización con el botón flotante, que me parece algo tan de User Experience 101 que hace llorar pensar que nadie en el equipo de developers de Twitter para Android haya dicho “no, espera, vamos a cambiar esto“.

twitter_floating_action_button

¿Cuál es el tipo de tweets más habitual? Normalmente, texto. Con el compositor anterior, el que se ocultaba haciendo scroll, pulsabas o bien sobre la caja de texto o bien sobre los iconos de cámara o galería y te llevaba directamente al tipo de tweet que querías escribir. Todos a un tap de distancia. Ahora, el botón flotante se despliega (bien) para enseñarnos las opciones de tweets que tenemos (perfecto, si hay más de una posibilidad, es uno de los do). ¿Qué está mal? Que lo que antes llevaba un tap ahora obliga a hacer dos.

Sí, identifiquemos el camino crítico de nuestra app… y hagámoslo más largo“.

Menos mal que me he pasado a Falcon Pro. Como bonus track, os dejo un concepto de la app de twitter mucho más limpio que el actual (si bien no mucho más funcional, pero al menos agradable a la vista) hecho por Cristian Ruiz. Incluso tiene layout para tabletas, otra de las patas cojas que, si fuese Twitter, me daría vergüenza no haber trabajado en ello.

Deja un comentario